Tras casi dos años y medio el proyecto gastronómico del empresario Jorge Vázquez en el barrio de Chamartín (Madrid) del que ya os hablara @ivantorresano en sus inicios “IZTAC: Alta Cocina Mexicana” ha alcanzado un nivel de madurez extraordinario en el panorama gastronómico de la capital.

Todo en IZTAC tiene sentido, el nombre que significa “blanco” en la lengua azteca, cuenta una historia de amor que se ve reflejada en el restaurante tanto en los cuadros como en la vajilla. Y es que el amor y la cocina no pueden ir más de la mano en este restaurante.

La Terraza Acristalada

Uno de los éxitos de IZTAC este año fue la inauguración de una amplia terraza acristalada y climatizada, que a principios de año tanto nos hizo disfrutar y luego ha permitido al restaurante seguir atendiendo a los comensales en terraza en este año tan difícil para la hostelería. Es una gozada de espacio, cuenta con una espectacular barra de coctelería al fondo donde disfrutar de una muy buena colección de tequilas.

La Nueva Carta, Tradición o Morir

Esta nueva carta donde prácticamente se han cambiado todos los platos menos cuatro, nos sigue transportando a México al instante permitiéndonos disfrutar de una cocina clásica de gran nivel. Una oferta bastante variada, cerca de 30 platillos donde se puede escoger una propuesta gastronómica de casi cualquier parte de la geografía del estado azteca.

Los Chefs

A los fogones tenemos mucha clase. Encontramos al frente de la cocina al chef Juan Antonio Matías que viene de estar más de 15 años en diversos restaurantes en México como el Azul Histórico de Ciudad de México y nos trae un recetario tradicional versionado con su toque personal.

Personalmente no soy muy de postres, pero es que la repostería en este restaurante brilla a un grandísimo nivel gracias a la hondureña chef repostera Sohaly Ventura que se encarga de endulzarnos nuestras visitas. Imprescindible dejar hueco para el postre.

Delivery

No podemos olvidar la oferta delivery del restaurante con una carta adaptada, imprescindible en los tiempos que corren. Es muy difícil ofrecer a domicilio la misma GastroeXperiencia que en el restaurante, así que Jorge de una manera muy inteligente diseñó una carta y unos envases adaptados al transporte que desde el primer momento del confinamiento le permitieron seguir en contacto con su fiel clientela. Incluso Jorge llevó personalmente algún pedido en los momentos mas complicados, lo que habla y muy bien del compromiso hacia el cliente de este restaurante.

Jorge Vázquez

Empresario con varios negocios, no sólo en el ámbito de la gastronomía, de padre gallego y madre cántabra, ya lleva más de 20 años en España, sigue manteniendo su fuerte lazo con Ciudad de México al tener a padre, hermano y negocios allí.

Escuchar hablar a Jorge de gastronomía en general y de la azteca en particular es un auténtico placer.

No sólo te cuenta el origen e historia de cada plato y el porqué de cada ingrediente que utiliza para conseguir el nivel TOP que defiende en el restaurante, sino que se nota que es una persona de mundo, que ha viajado bastante, que ha leído mucho y ha conocido culturas diferentes. Sin duda IZTAC tiene mucho de Jorge.

Hay un rincón muy especial en el restaurante con una estantería llena de objetos, libros y revistas de gastronomía, que harían la delicia de cualquier Gastrocolega. Ojo que hay algún ejemplar que hoy ya tiene gran valor…

IZTAC, Embajador Azteca.

IZTAC es un gran Embajador de la cultura mexicana y nos trata de enseñar un MEXICO alejado de los Tex-Mex, cantinas, taquerías…y todos esos tópicos. Ahora que ha cerrado nuestro querido PUNTO MX, llena el espacio gastronómico de aquellos que amamos México y queremos disfrutar de una alta gastronomía mexicana clásica en Madrid.

Prueba de ello, es que en todas las veces que he visitado este restaurante (afortunadamente está bastante lleno siempre) he encontrado mucho comensal mexicano que me dice que la gastronomía de IZTAC le devuelve a su niñez.

IZTAC es un pedazo muy sabroso de México en MadriZ.

Los Nuevos Platillos

Aguachile Verde de Lubina. Lubina macerada en zumo de lima, cilantro, chile jalapeño fresco, cebolla morada, pepino y aguacate. El plato se termina en mesa y además de estar muy bueno tiene una presentación de diez.

Pan de Cazón Campechano. Plato de mar, típico de la zona costera de Veracruz. Es una tortilla de maíz rellena de guiso de cazón (un tipo de tiburón), frijoles refritos, chiltomate tatemados y salsa de aguacate. No pica, pero lleva un chile habanero en lo alto, una delicia para los amantes del picante La salsa de chiltomate aporta suavidad al plato.

Mogo Mogo. Plato típico de Veracruz, pero en este caso del interior. Plátano macho frito relleno de picadillo especial, chiltomate, nata agria y queso fresco. En la piedrita de carne puedes descubrir alcaparras, aceitunas, piñones… Un plato muy interesante, de orígenes africanos que el chef versiona a su manera muy acertadamente.

Solomillo Pénjamo. Solomillo de ternera al carbón en salsa de chiles secos (ancho y morita), frijoles pintos de la olla, nopal asado, y juliana de tortilla frita. Se presenta con unas tortillas de maíz para tomarlo como un taco. En IZTAC los tacos son de solomillo, casi na!

El PlataZo

Pato con Manchamantel. Magret de pato en mole afrutado de la Ciudad de México con pera, piña, canela, chiles, manzana y plátano macho…

El manchamantel se tarda unos tres días en elaborar, donde el tercer día es a fuego lento, tiene su trabajo.

Es un claro exponente de la cocina de reaprovechamiento ya que en este plato el protagonista claramente es el mole, no la proteína. En este caso va con un magret de pato, pero es que el mole está tan bueno que es para tomarlo solo a cucharadas. Brutal!!!

El Clásico

Guacamole de Molcajete que ya se ha convertido en un must de nuestras visitas a IZTAC. El secreto, es el Aguacate Hass traído de Michoacán (primer productor mundial en México) machacado en mortero de piedra volcánica, zumo de lima, tomate, chile verde fresco y cilantro. La diferencia con otros guacamoles es notable, es pura mantequilla. Se acompaña de totopos de maíz.

Sólo en la época de la Super Bowl americana donde es tal la demanda del guacamole que no se puede conseguir, Jorge se lo trae de Israel. Si no lo habéis probado y os encanta el guacamole ¿a que estáis esperando?

Los Postres

Concha con crema de vainilla y maracuyá.

Es un pan dulce mexicano, relleno de crema de vainilla y coulís de maracuyá. Normalmente se encuentra en todas las pastelerías de México con un fondant por encima que al abrirse hace el efecto del dibujo de la concha. Sin duda es la genial idea de juntar masa de pan con cobertura de masa de galleta azucarada. Muy bueno.

Buñuelos de leche quemada y ate de guayaba, servido con compota de melocotón y helado de vainilla. Este postre me encantó, una locura de contrastes, frío calor. NivelaZo!!!

La bodega de IZTAC

Si te gustan las Margaritas, tienes que probar las alucinantes frozen margaritas con Tequila José Cuervo 1800 añejo, tela…son un must en IZTAC.

A parte de toda la oferta de coctelería y chelas podemos encontrar varias referencias de vinos mexicanos.

Probamos un Vino tinto Monte Xanic 2016 de la zona de la Baja California (México). Una Cabernet Sauvignon y Merlot muy fácil de tomar.

Conclusiones

Con un precio de 35€ a 45€ por persona la relación precio placer está garantizada. Ojo si te vienes arriba pidiéndote margaritas no me hagas responsable…😉

Para mi es un sitio ideal para una reunión de negocios, es también perfecto para una salida con los gastrocolegas e incluso para una velada romántica.

Si quieres probar gastronomía mexicana como si estuvieras en México, IZTAC es tu sitio.

La terraza acristalada es un auténtico lujo en Madrid y da mucho juego para tus escapadas gastronómicas.

No dejes de probar el taco árabe, el manchamantel y el guacamole, no te arrepentirás.

Enjoy it!

%

COCINA

%

BODEGA

%

SERVICIO

%

LOCAL