Qué bien se come en el norte, ¿verdad? No sé si a vosotros os pasa, pero a mí se me hace la boca agua cada vez que pienso en un buen restaurante gallego, asturiano o vasco. Navarra no es la excepción y prueba de ello es el restaurante sobre el que quiero hablaros hoy, Tierra del Queiles.

Tierra del Queiles es un restaurante de cocina navarra situado en la calle Hermosilla número 7 de Madrid capital, a 2 minutos andando de la plaza de Colón y pegado a un parking 24 horas, para aquellos que penséis en acercaros en coche.

En Tierra del Queiles se surten entre otros de las huertas de Cascante y Tudela y se nota, su carta incorpora muchos productos tradicionales de la zona de Navarra de gran calidad. Destacan en este sentido la menestra de verduras, los calamares de la huerta y las pochas, las verduras tienen muchísimo sabor y se deshacen de lo tiernas que están.

Menestra de verduras Tierra del Queiles

Los pescados y las carnes son también de buena calidad, a los amantes del pescado les recomiendo los lomos de merluza de pincho o el bacalao gratinado – riquísimos en palabra de mi peque de 5 años, con eso os digo todo! Para los carniceros como yo, no dejéis de probar las costillas de cordero navarro y el lomo bajo de vaca, no os arrepentiréis.

Lomo bajo de vaca con piquillo confitado Tierra del Queiles

Podréis acompañar la comida con un buen vino de entre una selección bastante amplia de vinos a precios muy razonables, cosa no muy habitual y que desde luego se agradece. Y ya que se trata de un restaurante navarro, os recomiendo que toméis alguno de los vinos de esta denominación, a mí particularmente me gusta mucho el Príncipe de Viana crianza, un vino con una relación calidad-precio estupenda.

Los más cerveceros podréis disfrutar de una buena variedad de cervezas Bravante, os recomiendo la variedad Oro y también la gran triple para los más valientes.

Si sois golosos haréis bien en reservaros espacio para los postres, las tartas caseras son una de las especialidades pero hay otras opciones que no debéis dejar de probar, como por ejemplo las torrijas caramelizadas.

El local en sí es bastante amplio, con una barra para tomar algo en plan informal y varias mesas amplias en la planta baja, y un comedor más tranquilo con una decoración clásica muy cuidada en la planta de arriba, perfecto para una comida familiar o de trabajo.

Destaca especialmente la terraza que Tierra del Queiles monta en verano, un rincón privilegiado para disfrutar de las noches de Madrid en pareja o con amigos, se está muy a gusto porque el espacio es amplio y de calidad, y no hay mucho trasiego de gente. Además, la ubicación es inmejorable para luego tomar algo por la zona.

A nivel de precios, si suponemos por ejemplo compartir varios entrantes y un segundo por persona, acompañado de vino y postre o café, estamos hablando de unos 35 euros por persona. A destacar también que hay menús de fin de semana muy completos a precios más que razonables en torno a los 25 euros.

Palabra de Pectorium.

%

COCINA

%

BODEGA

%

SERVICIO

%

LOCAL