Prístino significa “lo que se mantiene puro, inalterado, tal como era en su forma original”. Ya el propio nombre del restaurante nos da pistas de por dónde van los tiros desde el punto de vista culinario.

Prístino restaurante, lleva abierto desde finales de 2019, y lo podemos definir como una casa de comidas contemporánea. Este concepto de volver al recetario tradicional nos encanta y afortunadamente según estamos viendo por las últimas aperturas en Madrid, se ha puesto de moda. Una cocina de producto de temporada, con recetas de toda la vida bien ejecutadas.

La ubicación no puede ser mejor. Prístino restaurante se encuentra en el Paseo de Eduardo Dato número 8, en el barrio de Chamberí, en un edificio que te puede sonar y es que era aquel palacete donde estaba el bar de copas “El Confidencial”.

la terraza

Cuenta con una gran terraza acristalada con gran capacidad, y dentro del impresionante edificio clásico cuenta con hasta cuatro salones para el servicio de mesa, lo cual da una capacidad interior de cerca de 115 comensales, que se ha reducido a unos 75 aproximadamente por las medidas COVID del restaurante.

La decoración es elegante, clásica, luces tenues, lo que lo hace ideal para comidas de trabajo junto con la posibilidad de disponer de reservados.

Dentro del restaurante podemos encontrar una barra de coctelería y es que el hecho de que el propio restaurante ofrezca el servicio de bartender y la posibilidad de alargar una sobremesa de una comida, o una cena sin tener que cambiar de local es algo que no solo es muy cómodo para el comensal que no tiene que desplazarse a cambiar de local, sino que además le da la posibilidad al restaurante de tener al comensal más tiempo con él consumiendo. Esto claramente es un ganar-ganar, para el comensal y el restaurante.

Pierina Mejía

A la dirección de este impresionante restaurante nos encontramos a una poderosa mujer, Pierina Mejía. La historia de Pieri es la historia de una mujer que empezó en la hostelería como soldado raso y ahora es toda una capitana. Previamente a que le picara el gusanillo de los restaurantes trabajó algún tiempo en el sector de eventos.

Sin embargo desde el 2013 que comenzó de camarera en una franquicia de hamburgueserías, su carrera ha sido imparable. Tres años en el Grupo Larrumba es todo un máster en restauración, llegando a ser la directora de Pipa&Co, para embarcarse en este interesante proyecto que es Prístino restaurante. Aún es muy joven, veremos su segura gran evolución.

Roberto Serrano

En cuando a la dirección gastronómica de este proyecto, está en las manos de Roberto Serrano Andrade ex director de Gastronómico de Calidad del Grupo Larrumba, Quality manager del Grupo Tatel entre otros. Tenemos claro que la propuesta de Prístino restaurante es solamente la punta de lanza de un proyecto gastronómico de mayor envergadura y que contará con varios restaurantes más…

Son tiempos difíciles para la hostelería, pero también es un buen momento de oportunidades para el que las sepa aprovechar.

Mamotreto, opción delivery

Mamotreto “criado por la abuela” es el delivery de Prístino restaurante. La propuesta gastronómica en la carta a domicilio está totalmente en consonancia con la del restaurante.

Mamotreto, trata de llevar a los domicilios esa cocina tradicional de las abuelas, a partir de una materia prima cuidada y seleccionada basada en el producto de temporada.

Una vez puestos en situación, vamos a analizar la carta contándote como siempre nuestra experiencia plato a plato.

Los entrantes

Empezamos calentando los motores con un Vermut y un aperitivo de olivas…tradición o morir.

Entre los entrantes nos encontramos con los clásicos que todos tenemos interiorizados de siempre, una “Ensaladilla rusa de toda la vida”, por supuesto Jamón, Anchoas, y el infalible Pulpo a la brasa.

Nos decantamos por unos soberbios Torreznos con Patatas Revolconas, secos, nada aceitosos. Las revolconas con un puntito de sal, riquísimas. Nos encantaron, todo un must del restaurante.

Quisimos probar también las Croquetas melosas de cecina, fluidas, full saborazo, ocho en la ración. Soy de los que pienso qué si las croquetas están buenas… es un buen síntoma de que el resto va a estar a buen nivel.

Alucinantes las Alcachofas confitadas, tres en la ración, excelente producto, bien tratado, TOP.

Que importante es el servicio en mesa. Probamos los Huevos con lomo y carabineros, una combinación ganadora. El plato se termina en mesa, tengo que destacar a todo el equipo de sala del restaurante, se nota la experiencia en el servicio y en el conocimiento de la carta.

Próximamente en Carta

Tuvimos la suerte de poder probar una nueva incorporación a la carta. Unas maravillosas Gambas cristal rebozadas, Huevos y Alcachofas, nos entusiasmó. El plato lo terminan en mesa y es que el servicio de sala en este restaurante es excelente, se nota la dirección de Pieri que es sencillamente de diez.

Recetario de toda la vida

En este restaurante como no podía ser de otra forma, los platos de cuchara son fundamentales, las lentejas castellanas con sus sacramentos, unas maravillosas verdinas en salsa verde con almejas y por supuesto Los Callos.

Callos a la madrileña con morro y pata, bien ejecutado, presentados en una cazuela de barro. Sin duda si eres amante de los callos los tienes que probar. Muy buenos, y te lo dice uno que ha probado unos cuantos…

Verdinas en salsa verde con almejas, quizás un punto bajo de sal, nada que no tenga solución, receta clásica que con el frío entra fenomenal.

Principales

Tenemos opciones en carne, pescados y arroces.

Probamos el Arroz meloso de Carabineros, otra receta tradicional, un fondo bien trabajado, muy bien el punto del arroz, para comerse un cubo.

El Rabo de Toro sobre parmentier de oloroso, quizás fue el plato que menos nos gustó. Viendo la línea general de los platos, habrá que darle una segunda oportunidad.

Fundamentales son en este restaurante las carnes y pescados a la brasa. Un perfecto manejo del Josper hace que el resultado sea excelente.

Rape de ración a la brasa, perfecto de punto, sin duda para los que nos alucina el rape, es un tiro a tabla.

Steak Tartar

Nos gusta pedirlo picante y si efectivamente dieron con el punto exacto, quizás por ponerle un pequeño pero, la carne estaba excesivamente aliñada, pero estaba rico, producto fresco y de calidad.

A los Postres

Como no podía ser de otra forma en la parte dulce de la carta nos encontramos con opciones tradicionales como la tarta de queso, el flan de huevo casero.

El de Chocolate, una Ganache de chocolate con helado de vainilla de Madagascar y migas de pan brioche, muy bueno.

La leche frita. Receta de la abuela. Leche, azúcar glass, yemas de huevo, cascara de limón, harina y mantequilla. Tal y como la recordaba en mi cabeza. La acompañan de un helado de vainilla.

Helado de Violeta y su caramelo. Nos encantó, el punto crujiente del caramelo le aporta una nota diferente al helado que ya de por sí está muy bueno.

La Bodega

Tenemos opciones en tinto, blanco y rosados en precios comedidos así como algunas referencias para ir a jugar directamente. En mi opinión falta alguna referencia de mi querida DO de Toro. Muy interesante la cantidad de referencias en espumosos, en cava y champagne.

Pedimos un vino manzanilla y nos trajeron un clásico, La Gitana, infalible.

Probamos un vinazo blanco Chardonnay 2019 de Bodegas Munoz. Color amarillo limón, complejo en nariz, cálido, graso y persistente en boca. Una genial recomendación de Pieri.

La segunda botella fue de un vino tinto crianza Bela 2016 un Ribera del Duero clásico que desarrolla la bodega CVNE.

De lo a gusto que estábamos prorrogamos la sobremesa con un digestivo, redondeando una GastroeXperiencia Top a precios comedidos.

Conclusiones

Totalmente gastrorecomendado para ir con los Gastrocolegas, y desde luego para quedar bien en una comida de trabajo.

Precio medio entre 35€ y 45€, lo que hace que sea una GastroeXperiencia TOP a precios contenidos.

Excelente ubicación en el barrio de Almagro de Chamberí. La terraza está muy preparada y un éxito seguro con el buen tiempo.

Cocina Tradicional, para los gastrocolegas que apreciamos el recetario más clásico.

La atención de Pieri y su equipo es de diez.

Si el restaurante le da una vuelta a las referencias de bodega y ofrece un servicio premium de sumillería, y coctelería sin duda le daríamos la máxima valoración. Dicho esto, está por encima de la media sin duda.

Amenazamos con volver pronto.

Enjoy it!

%

COCINA

%

BODEGA

%

SERVICIO

%

LOCAL